Inicio  >  Grupo Municipal  >  Mociones  >  Moción por la aprobación definitiva y puesta en marcha de una Ordenanza de Energía que potencie la eficiencia energética y las energías renovables con la mayor implicación social del municipio de Albacete

Moción por la aprobación definitiva y puesta en marcha de una Ordenanza de Energía que potencie la eficiencia energética y las energías renovables con la mayor implicación social del municipio de Albacete

28 de Enero de 2015

En diciembre de 2004 se aprobó en el Pleno del Ayuntamiento de Albacete una propuesta de IU para que se agilizaran los trámites necesarios para la aprobación y puesta en marcha de una Ordenanza Municipal de Energía. Tras varios años de retraso, y con la fuerte presión de varios colectivos de la ciudad, entre ellos Ecologistas en Acción, se elabora un borrador de ordenanza de energía que tenía como objetivos generales conseguir una disminución del consumo energético, tanto en la instalaciones municipales, como en las de los ciudadanos y empresas como en el trasporte urbano, así como también el fomento de las energías renovables y la educación ambiental.

Este Grupo Municipal realizó una serie de aportaciones al borrador de ordenanza que, a grandes rasgos, perseguían conseguir una ciudad más sostenible y eficiente. Para ello planteábamos la creación de un organismo exclusivo, es decir, una empresa municipal, un ente autónomo o incluso una sección en la Gerencia de Urbanismo para centralizar las gestiones para el cumplimiento de la Ordenanza y el Código Técnico de Edificación. También se proponía la adopción de incentivos fiscales la implementación de ayudas y bonificaciones de manera escalonada a aquellas construcciones en función de su eficiencia energética. De igual forma se proponía establecer unos plazos concretos para realizar auditorías energéticas en los edificios públicos, instaurar los criterios de sostenibilidad en los vehículos municipales y ampliar el parque móvil de bicicletas del Ayuntamiento. Asimismo se pretendía el fomento del ahorro en la factura de la luz con una campaña dirigida a los empleados públicos estableciendo un código de buenas conductas.

Todo ello se planteaba como un reto a medio plazo que debía ir acompañado de la ejecución del Plan de Movilidad Urbana o el Plan de Ordenación Urbanística para propiciar un nuevo modelo sostenible y eficiente energéticamente, reduciendo la movilidad motorizada en la ciudad ya que los vehículos de motor suponen un gran porcentaje de los consumos energéticos. Con la ejecución del PMUS se promocionaría la movilidad sostenible, la apuesta por una ciudad menos derrochadora de energía y menos contaminante (transporte público, caminar y bicicleta), en detrimento del uso generalizado del vehículo privado.

Aunque los parámetros, las leyes, tratados internacionales, y el mundo tecnológico en general, han cambiado y se han modernizado sustancialmente, las necesidades que motivaron la redacción inicial de la ordenanza siguen hoy muy vigentes. Muchos Ayuntamientos de España disponen desde hace varios años de normativas y planes energéticos precisos, que fomentan el ahorro energético. Sin embargo este ayuntamiento no dispone de una ordenanza concreta que regule y promocione la eficiencia energética, las energías renovables, y se asesore a ciudadanos y empresarios de sus posibilidades de ahorro y consumo responsable.

Un buen ejemplo a seguir es la normativa es la ORDENANZA DE ECOEFICIENCIA ENERGÉTICA Y UTILIZACIÓN DE ENERGÍAS RENOVABLES del Ayuntamiento de Zaragoza cuyo objetivo principal es conseguir una mejora sustancial del sistema energético en la ciudad, a través de medidas de diseño, ahorro, eficiencia y utilización de energías renovables, manteniendo las condiciones de confort y calidad del aire y con ello mejorando la calidad de vida de los ciudadanos.

Este Grupo Municipal propone poner en marcha una ordenanza que contemple con el mayor de los consensos y voluntades posibles, de entrada con los siguientes objetivos

a) Reducir a límites sostenibles las necesidades energéticas para los servicios de calefacción, climatización, producción de agua caliente sanitaria y agua caliente para piscinas u otros servicios, sin menoscabo del grado de confort de los usuarios o de la calidad de la prestación de los servicios municipales y sus edificios.

b) Reducir el consumo de combustibles fósiles y/o energía eléctrica por el aporte de energías renovables mediante sistemas activos o pasivos.

c) Promover y fomentar un mayor ahorro energético y un uso más eficiente de la energía.

d) Propiciar una adecuada gestión de la energía en cuantas acciones se realicen en el término municipal.

e) Potenciar y determinar la implantación a nivel local del uso de las energías renovables, especialmente la energía solar térmica de baja temperatura para agua caliente sanitaria, en especial en las instalaciones deportivas.

f) Asegurar la información a los ciudadanos sobre la acción pública en materia de eficiencia y ahorro energético, promoviendo su participación en las acciones previstas.

Creemos que se debe dar cumplimiento a los compromisos adquiridos en esta materia en distintos foros, convenciones y tratados internacionales. De forma más específica esta ordenanza, actualmente paralizada, y sin ningún atisbo de que se ponga en marcha en corto plazo, coadyuvaría al desarrollo del Plan de Accion Local enmarcado en la agenda 21, y del Pacto de Alcaldes, una iniciativa Europea que invita a municipios, ciudades y regiones a comprometerse de manera voluntaria a reducir sus emisiones de CO2 más allá del objetivo del 20%. Este compromiso formal, cita el pacto textualmente, “se cumplirá a través de la implementación de Planes de Acción para la Energía Sostenible”.

De igual manera se ha de contemplar el desarrollo de planes de eficiencia energética en la ciudad de obligado cumplimientos en las instalaciones municipales y OO.AA, además que sirvan de referente a empresas y grandes superficies.

Por todo lo anterior el Grupo Municipal de IU propone al pleno del Ayuntamiento la adopción de los siguientes acuerdos:

1. Retomar a la mayor brevedad la redacción del borrador de la Ordenanza de Energía del Ayuntamiento de Albacete.

2. Para ello se convocará, en cuanto antes, al Grupo de Trabajo de Medio Ambiente, integrado en el Consejo Social de Sostenibilidad para que, con la mayor participación de asociaciones y colectivos de la ciudad integrados o no en el grupo, se evalúe el borrador del texto y se propongan posibles modificaciones y/o actualizaciones de cara a adaptarlo a la realidad actual y proceder a su aprobación definitiva.

3. Una vez aprobada definitivamente la Ordenanza, el Ayuntamiento de Albacete se compromete a aprobar en el seno del Grupo de Trabajo de Medio Ambiente un calendario de actuaciones para la puesta en marcha.

Compartir
Enviar a un amigo