Inicio  >  Quá hacemos  >  IU Local  >  Rueda de prensa de la diputada provincial Mª Victoria Delicado

Rueda de prensa de la diputada provincial Mª Victoria Delicado

6 de Noviembre de 2017

Victoria Delicado, diputada provincial de Ganemos-IU ha denunciado esta mañana la “precariedad e inseguridad” de los recursos para fomentar la igualdad en la provincia de Albacete: “Seguimos sin contar con unos servicios públicos estables y suficientes, con equipos disciplinares que puedan actuar con eficiencia. Tenemos graves carencias en calidad y cantidad”.

La financiación de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha es “escasa e indirecta”. Los centros de la Mujer y recursos de acogida se financian mediante convocatoria a entidades locales y entidades privadas, es decir, “no hay prestación directa ni una red pública estable. Son recursos con fecha de caducidad, según mandatos políticos y convocatorias electorales. Sujetos a vaivenes y prioridades del partido gobernante”.
 
La situación es tal que, hay pueblos sin atención o con una atención a distancia. Los centros cerrados en época de Cospedal (Balazote, Higueruela y Letur) siguen cerrados. Se ha derivado a la población a otros centros cercanos o no muy lejanos pero “se ha perdido la atención directa y el trabajo de promoción de la igualdad de tipo comunitario”, transversal en todas las políticas públicas.
 
En 2012 se cerró el Centro de la Mujer de Higueruela que atendía a la población de varios pueblos de la comarca del Monte ibérico. Se asignó la población al centro de Albacete y al centro de Almansa. Desde entonces las mujeres deben desplazarse a Albacete para cualquier consulta o denuncia. “No se hace nada sobre políticas de igualdad y de prevención de la violencia de género. El pasado verano hubo una agresión a una mujer que fue denunciada por el personal médico del hospital que atendió a la mujer pero ésta o no denunció o retiró la denuncia. Ninguna institución hace nada por resolver el asunto. El equipo del centro de Albacete no tiene capacidad para desplazarse periódicamente a estos pueblos y acercar la atención a las mujeres que lo necesitan.

En Molinicos, hace unos meses quedó “vacante” la plaza de psicólogo del centro de la Mujer de Molinicos que atiende la población de la Sierra del Segura hasta Nerpio (Bogarra y hasta 12 pueblos en total).

“Aún habiendo una bolsa de trabajo con varias personas, todas han renunciado a este puesto por la precariedad y malas condiciones del puesto”, ha relatado Delicado, quien ha añadido que “la realidad es que no hay seguridad en cobrar el salario cada mes y los profesionales deben desplazarse (con su coche y adelantando el precio del combustible) por varios pueblos de la sierra”.

El salario es modesto para un puesto de esa cualificación y responsabilidad (1.500 euro al mes brutos) pero, sobre todo, el ayuntamiento no tiene capacidad de adelantar las retribuciones que luego paga la Junta con la convocatoria de la subvenciones para la gestión del funcionamiento de centros de la mujer y recursos de acogida en la región. La dedicación no es a jornada completa sino 32 horas a la semana.

El pasado año se acumularon seis meses de retraso y este año, al menos tres. El Ayuntamiento de Molinicos ha sacado una nueva convocatoria de bolsa de trabajo para psicólogo-a. Este centro se abrió en 2016 y ha atendido a unas 350 mujeres en este tiempo. La continuidad de este servicio está en el aire pues, ante los problemas de financiación del ayuntamiento y la precariedad de la cobertura de la Junta, es posible que el próximo gobierno municipal renuncie a este servicio y no solicite la convocatoria de ayudas.

En Albacete capital, el Centro de la Mujer no tiene la plantilla al completo y, de hecho, no hay coordinador-a del Centro desde hace un año.

Esta inseguridad y precariedad repercute en la calidad de atención a las mujeres, impide trabajar con perspectiva de género promoviendo la igualdad a medio y largo plazo e impide remover los obstáculos que mantiene la discriminación, desigualdad y cultura machista aún arraigadas en nuestra sociedad.

Precariedad en la prevención: las políticas de sensibilización y concienciación son escasas y no llegan a toda la población joven. Están apoyadas económicamente por Diputación a través de un convenio con el Instituto de la Mujer. Son llevadas a cabo por profesionales de los centros de la provincia que se desplazan a centros educativos de la provincia pero son insuficientes. Este año también se ha desarrollado una actividad de educación sexual y promoción de la igualdad para jóvenes mediante un convenio con el colectivo Axesórate que paga Diputación. Pero no deja de ser medidas puntuales e insuficientes para erradicar la desigualdad y la violencia de género en nuestra provincia.

Pues bien, cuando revisamos el diagnóstico del Plan estratégico de Igualdad, encontramos información de los centros de la Mujer que existen, de las dificultades del trabajo itinerante, de las limitaciones de la actuación por la sobrecarga de trabajo (centros con 12 y 13 pueblso que atender como son los de la Sierra, Alcaraz y Molinicos y los de la Manchuela), de la escasez de atención presencial (a veces no se llega a un día cada dos semanas). Pero no encontramos información sobre los problemas de financiación de estos centros, del número de efectivos profesionales ni de su precariedad laboral, inestabilidad, inseguridad, etc.

Tampoco encontramos entre los ejes de actuación de para el futuro Plan Estratégico Provincial objetivos o líneas que corrijan estas carencias, aunque sí hay líneas de apoyo a los ayuntamientos, pero sin señalar las carencias que debe cubrir la junta en materia de igualdad, de servicios de apoyo a los cuidados, a la conciliación de la vida laboral o familiar y a la educación en esta materia en todos los centros escolares.

El Gobierno de la Junta, los dirigentes del PSOE en la región y en la provincia deben salir de las buenas declaraciones (les oiremos este mes prolijamente, antes del 25 de noviembre, Día Internacional contra la Violencia de Género) y pasar a los hechos: “con partidas presupuestarias, recursos suficientes y estables y programas de actuación que den continuidad a la lucha contra la discriminación, la desigualdad, el machismo y todas las formas de violencia contra las mujeres”.




 

Compartir
Enviar a un amigo