Inicio  >  Quá hacemos  >  IU Local  >  Ganemos-IU pedirá al pleno de la Diputación más recursos para los centros de la mujer de Albacete y la creación de una Ley Regional de Memoria Histórica

Ganemos-IU pedirá al pleno de la Diputación más recursos para los centros de la mujer de Albacete y la creación de una Ley Regional de Memoria Histórica

8 de Enero de 2019

Más recursos para los centros de la mujer de Albacete y la demarcación comarcal y una nueva ley regional de memoria democrática son las dos propuestas que Ganemos-Izquierda Unida llevará al próximo pleno de la Diputación de Albacete, previsto para este próximo viernes. Así lo ha anunciado, esta mañana, Victoria Delicado, diputada portavoz de Ganemos-Izquierda Unida.

Hay una deficiente financiación de los centros de la mujer y de los centros de acogida contra la violencia de género en la región porque no existe una red pública de centros, sino centros financiados por la Junta, normalmente dependientes de las entidades locales, y en algún caso de privadas”, ha comentado Delicado, quien ha criticado que la convocatoria de ayudas del Gobierno regional contribuye a “mantener en la precariedad” los recursos sociales que se encargan de la promoción de la igualdad y de la prevención, lucha y atención a las víctimas de la violencia de género.

Delicado ha explicado que la intención de Ganemos-Izquierda Unida es que el pleno apruebe la mejora de la dotación profesional de los centros de la mujer para paliar el “déficit” provocado por el cierre del centro de Higueruela en 2012 y no resuelto en este tiempo.
La diputada de Ganemos-IU ha criticado que “tras tantos años” de lucha y políticas públicas por la igualdad y la prevención de la violencia de género no haya una buena “red de centros y equipos profesionales” en la región.

El cierre del centro de Higueruela, que prestaba servicio a Corral Rubio, Pétrola, Chinchilla, Hoya Gonzalo y Pozo Cañada, supuso que la atención a las usuarias de estas localidades se asignara a la demarcación de Albacete, sobrecargando de trabajo a los profesionales y obligando a que las usuarias a tener que desplazarse hasta la capital.

La moción insta a la Junta de Castilla-La Mancha a crear un nuevo centro de la mujer para cubrir la atención de los pueblos afectados por el cierre y reforzar el equipo del Centro de la Mujer de Albacete con nuevos profesionales de manera que puedan realizar itinerancia a esos pueblos, mientras no se cree un nuevo recurso. Además solicita que la Diputación y los ayuntamientos afectados firmen un convenio y cofinancien ese equipo de profesionales que asuman la itinerancia (equipo formado, como mínimo, de profesionales de la abogacía y la psicología).

La segunda de las propuestas pedirá el apoyo del pleno provincial para la creación de una ley regional de memoria democrática. Delicado ha recordado que las víctimas del Franquismo en la región se acercarían a la cifra de 75.000 personas, de las que más de 17.000 se encuentran registradas y documentadas. Castilla-La Mancha cuenta con 145 fosas comunes, de las cuales 65 no han sido intervenidas.

Es necesario impulsar y reforzar el papel de la Junta de Comunidades y del Gobierno regional, más allá de la creación de la Dirección General para la Memoria Histórica –como parte del Estado- a la hora de responder a los derechos de las víctimas del franquismo”, ha dicho la portavoz de Ganemos-IU.

Esta futura Ley de Memoria Democrática en Castilla-La Mancha que se propone aprobar debe incluir, según Delicado, mecanismos, medidas y presupuesto suficiente para hacer efectivos los derechos humanos a la verdad, justicia y reparación de todos las víctimas en relación a las violaciones de los derechos humanos y a los crímenes cometidos durante la Guerra Civil y la dictadura franquista en Castilla-La Mancha.

Además, debe ayudar a localizar a las personas desaparecidas durante la Guerra Civil y la dictadura franquista para hacer efectivos los derechos de sus familiares a obtener información sobre su paradero y, si procede, identificar sus restos, realizando para ello un censo de las personas desaparecidas no localizadas y un banco de datos de los restos óseos no identificados, así como un banco de datos de ADN de personas voluntarias por su condición de familiares de víctimas.

 

Compartir