Inicio  >  Quá hacemos  >  IU Local  >  El Centro de Estudios y Documentación de las Brigadas Internacionales rinde homenaje al brigadista canadiense Charles Cowie, que estuvo integrado en el batallón McKenzie en Tarazona

El Centro de Estudios y Documentación de las Brigadas Internacionales rinde homenaje al brigadista canadiense Charles Cowie, que estuvo integrado en el batallón McKenzie en Tarazona

20 de Julio de 2011

 

Miércoles, 20 de julio de 2011

Coincidiendo con el 75 aniversario del inicio de la Guerra Civil Española (18 de julio de 1936), el Centro de Estudios y Documentación de las Brigadas Internacionales (CEDOBI-UCLM) homenajeó al brigadista canadiense Charles Cowie, que participó en el conflicto bélico integrado en el batallón McKenzie-Papineau de la XV Brigada Internacional y que recibió entrenamiento previo a su entrada en combate en la localidad de Tarazona de la Mancha.

 

Michelle Masson, nieta de Charles Cowie, estuvo en Albacete para recibir el homenaje a su abuelo. Esta directora de cine pacifista está filmando en Albacete un documental sobre la vida del mismo. Michelle Masson ganó varios premios por el documental ‘The Friendship Village’ sobre soldados veteranos de la guerra de Vietnam que crearon un centro para niños vietnamitas afectados por el napalm.

 

Una representación de Izquierda Unida de Albacete encabezada por Victoria Delicado, Concejala de IU en el Ayuntamiento, asistió al acto y estuvo acompañando a la nieta del brigadista.

 

Junto al monumento a los brigadistas erigido en el Campus, Michelle Masson recibió el reconocimiento a su abuelo, con una pequeña piedra conmemorativa y un ramo de flores. Masson indicó: “Mi abuelo nunca hubiera esperado este reconocimiento español. Mi familia está muy agradecida. Mi abuelo vino a España porque entendía que había gente que luchaba por la libertad, por los derechos humanos”.

 

“Cowie era todo un artista y dejó algunas pinturas con los Cuatro Jinetes del Apocalipsis, con los rostros de Mussolini, Hitler, la muerte y Marte en un muro de la ermita de San Roque (Tarazona) por ello, desde Cedobi queríamos homenajear a Michelle, sobre todo con dos símbolos. Por un lado, con esta piedra de Salamanca, que estará acompañando a un olivo con el que comenzamos lo que queremos llamar un Bosque de la Memoria. Queremos recordar a todos y cada uno de los brigadistas en signo de gratitud por lo que hicieron luchando por la democracia y la República española, y en contra del fascismo” afirmó Fernando Rovetta, coordinador del Consejo del Cedobi.

 

Victoria Delicado por su parte expresó que “los brigadistas son un ejemplo de solidaridad y generosidad que suponen valores muy importantes para las nuevas generaciones” y que “es necesario recuperar el valor de los brigadistas como defensores de la libertad, de la democracia y de lo que significaba la lucha antifascista en el siglo XX”.

 

La exconcejala de IU Rosario Gualda, que también estuvo presente en el acto, declaró que “para Albacete es un orgullo haber sido centro de las Brigadas Internacionales” y que “ es muy emocionante que una canadiense tenga el recuerdo biográfico de su familia en Albacete y sea capaz de visitar los espacios donde su abuelo estuvo”.

Simbología

 

Los dos símbolos elegidos para el homenaje, la piedra y el olivo, tienen una amplia significación para Cedobi. La piedra “significa estabilidad y firmeza, es decir, es algo que no se mueve y es particularmente duro, firme. Y la firmeza la podemos asociar a la salud, frente a todos aquellos (como Vallejo Nájera) que pretendían que los brigadistas y aquellos que luchaban por la República tenían algún tipo de psicopatía. En realidad eran ellos los sanos y esto lo ha demostrado de alguna manera la historia”, explicó Fernando Rovetta.

 

“El olivo representa de alguna manera la continuidad, el querer quedarse en la tierra, porque lamentablemente sabemos que a los brigadistas se les tuvo que despedir de Barcelona a los dos años de haber comenzado la guerra. El olivo representa la voluntad de querer quedarse”, continuó el coordinador del consejo de Cedobi, que acabó parafraseando a Unamuno con ese ‘vencerán pero no convencerán’: “Lamentablemente vencieron, pero felizmente no convencieron. Seguimos pensando que la democracia y la República tienen mucho que decir todavía hoy en España”.

 

Finalmente, Rovetta reconoció que “Charles Cowie estuvo por venir hace unos años para un homenaje, pero como no tenía las credenciales temía que ni siquiera lo pudiéramos reconocer como un combatiente, y en realidad no solo lo reconocemos sino que de alguna manera queremos que se quede con nosotros”.

 

Brigadas Internacionales

Fueron unidades militares compuestas por voluntarios extranjeros de 54 países que participaron en la Guerra junto al ejército de la II República. El 23 de octubre, Largo Caballero creó la División Orgánica de Albacete con un Comité de Organización encargado de asistir a los voluntarios que llegaban del extranjero. El líder comunista francés André Marty, secretario general de la III Internacional, fue nombrado jefe de la base de Albacete. Los que llegaban iban destinados a distintas poblaciones como La Roda, Tarazona de la Mancha o Madrigueras.

 

Batallón McKenzie-Papineau

El Batallón de McKenzie-Papineau fue una unidad de canadienses que combatió formando parte de la XV Brigada Internacional en defensa de la República española durante la Guerra Civil. El número de miembros fue, según cifras propias de los archivos de la unidad, de 1.448, de los que murieron 721 en combate, siendo por tanto Canadá el segundo país en número de miembros aportados a las Brigadas tras Francia.

Aunque en un primer momento los pocos canadienses voluntarios se integraron, sobre todo, en el Batallón Lincoln de mayoría estadounidense, en febrero de 1937 ya habían llegado unos 500 y se formó este batallón separado. Los integrantes procedían en su mayor parte de la clase obrera, muy motivada después de la depresión de 1929. El Partido Comunista de Canadá dirigió las operaciones de captación. No obstante, sus integrantes no solo eran afiliados a dicho partido, sino también a sindicatos no vinculados con el comunismo.

Los primeros combates de la unidad se llevaron a cabo durante la Batalla del Jarama, donde obtuvieron alto renombre. Después participaron en la Batalla de Teruel, en la del Ebro, así como en la defensa exterior de los frentes en Cataluña y Valencia.

(Extractos EL DÍA de Albacete 19-7-2011 por Manuel Lorenzo)

Compartir